Amamos lo que amamos

mothers-day-up-to-fathers-day-6130-2
Imagen cc Mysweetwilliams.com

Sí, mi laúd tenía defectos, pero ¿qué importa eso cuando se trata de asuntos del corazón? Amamos lo que amamos. La razón no entra en juego. En muchos aspectos, el amor más insensato es el amor más verdadero. Cualquiera puede amar algo por algún motivo. Eso es tan fácil como meterse un penique en el bolsillo. Pero amar algo a pesar de algo es otra cosa. Conocer los defectos y amarlos también. Eso es inusual, puro y perfecto.

De El temor de un hombre sabio, Patrick Rothfuss

Amamos lo que amamos, con sus aristas y sus secretos, con los ojos bien abiertos, sin ceguera que nos deslumbre ni excusa que nos alivie. Así amamos.
A él, a ella. A los padres. A algunos amigos. A nosotras mismas (¡deberíamos!). Ciertos lugares, ciertos paisajes de tu corazón. Pero, sobre todo, amamos así, a pesar de todo y por encima de todo, a los hijos. A ellos los amaremos siempre, aunque duelan.

 

¡Apúntate a mi lista de correo!
Te contaré mis historias una vez al mes

You have Successfully Subscribed!

Comenta, comenta