3 lecturas de [mi] verano

Ha sido un verano atípico. Demasiado tranquilo. Estresante, también. Doméstico. Lector. A falta de viajes, me he puesto las botas a leer. De todo un poco: he leído novelas de autores independientes que participaban como yo en el Concurso Indie de Amazon (exprimiendo al máximo mi suscripción a Kindle Unlimited 😉 ), he leído alguna novela clásica a la que le tenía ganas y también algunas novedades editoriales. De entre todos, he escogido tres de las lecturas que más he disfrutado y que creo que os pueden gustar a vosotras.

captura-de-pantalla-2016-09-14-a-las-17-34-39Y entonces, tú,  de Nieves García Bautista

Ha sido uno de mis descubrimientos del Concurso Indie, y de entre lo que he leído del concurso, el que más me ha gustado.  No había leído nada antes de Nieves García Bautista, aunque sé que su libro “El amor huele a café” ha sido nº 1 en Amazon mucho tiempo.  La historia de “Y entonces, tú”, aparentemente, es sencilla: hace veinte años que David y Estela se enamoraron y ahora celebran sus diez años de matrimonio con una cena romántica en un restaurante. Esa misma noche toman la decisión de separarse. Y ahí comienza esta novela, contada como un juego de espejos y apariencias por parte de la autora, que te lleva con maestría por donde quiere en la visión que tienes de cada personaje a lo largo del libro, hasta llegar al final o al principio de su historia de amor, la de los verdaderos David y Estela.


captura-de-pantalla-2016-09-14-a-las-19-01-18Manual para mujeres de la limpieza, de Lucía Berlín

Este libro reúne los mejores relatos de Lucía Berlín, una autora norteamericana ya fallecida y rescatada ahora del olvido literario en el que vivió toda su vida. Por lo que cuenta el prólogo y las anécdotas que salpican sus relatos, Lucía Berlín tuvo una vida agitada y trashumante. Inteligente, divertida, alcohólica, se casó tres veces y ejerció los oficios más variopintos para sacar adelante a sus cuatro hijos ella sola. Al principio me costó cogerle el “swing” a esa forma diferente de narrar tan personal, ácida, tierna y honesta al mismo tiempo, a partir de personajes y situaciones muy cotidianas que te deslumbran cuando aplica su mirada  y su prosa a los pequeños detalles, tan importantes. Carteles que muestran más de lo que dicen. Sonidos e imágenes del pasado. El alcohol siempre presente… Relato a relato te lleva por episodios que van formando un universo de su vida, de su gente, sus lugares y sus relaciones, sin concesiones a la compasión ni a la melancolía, tan auténtico como ella misma. A mí me ha encantado Panteón de Dolores, Hasta la Vista y Triste idiota, entre otros.

captura-de-pantalla-2016-09-14-a-las-19-31-03El silencio de la ciudad blanca, Eva García Sáenz de Urturi

Esta novela sigue la estela iniciada por Dolores Redondo y su trilogía del Baztán, una novela policíaca que juega con las tradiciones y mitología vasconavarra, que me encantó. La cosa es que empecé a leer “El silencio de la ciudad blanca” con un poco de suspicacia y pereza por los paralelismos con la del Baztán: ambientada en una ciudad vasca y su entorno rural cercano, unos crímenes en serie con reminiscencias de las tradiciones e historia del lugar, una relación de amor, una trama en dos tiempos y, por si le faltara algo, también será trilogía. (Y le estoy cogiendo manía a esta moda de las trilogías).
Sin embargo, debo reconocer que poco a poco me fui metiendo en la historia que la escritora cuenta con mucho dominio del ritmo, el suspense, los personajes y la estructura narrativa, y al final, me gustó. Resulta una buena novela policíaca, bien contada, que te atrapa hasta el final.

Y vosotras  ¿qué lecturas de verano me recomendáis?

¡Apúntate a mi lista de correo!
Te contaré mis historias una vez al mes

You have Successfully Subscribed!

Comenta, comenta