3 lecturas de [mi] verano

Ha sido un verano atípico. Demasiado tranquilo. Estresante, también. Doméstico. Lector. A falta de viajes, me he puesto las botas a leer. De todo un poco: he leído novelas de autores independientes que participaban como yo en el Concurso Indie de Amazon (exprimiendo al máximo mi suscripción a Kindle Unlimited 😉 ), he leído alguna novela clásica a la que le tenía ganas y también algunas novedades editoriales. De entre todos, he escogido tres de las lecturas que más he disfrutado y que creo que os pueden gustar a vosotras.

captura-de-pantalla-2016-09-14-a-las-17-34-39Y entonces, tú,  de Nieves García Bautista

Ha sido uno de mis descubrimientos del Concurso Indie, y de entre lo que he leído del concurso, el que más me ha gustado.  No había leído nada antes de Nieves García Bautista, aunque sé que su libro “El amor huele a café” ha sido nº 1 en Amazon mucho tiempo.  La historia de “Y entonces, tú”, aparentemente, es sencilla: hace veinte años que David y Estela se enamoraron y ahora celebran sus diez años de matrimonio con una cena romántica en un restaurante. Esa misma noche toman la decisión de separarse. Y ahí comienza esta novela, contada como un juego de espejos y apariencias por parte de la autora, que te lleva con maestría por donde quiere en la visión que tienes de cada personaje a lo largo del libro, hasta llegar al final o al principio de su historia de amor, la de los verdaderos David y Estela.


captura-de-pantalla-2016-09-14-a-las-19-01-18Manual para mujeres de la limpieza, de Lucía Berlín

Este libro reúne los mejores relatos de Lucía Berlín, una autora norteamericana ya fallecida y rescatada ahora del olvido literario en el que vivió toda su vida. Por lo que cuenta el prólogo y las anécdotas que salpican sus relatos, Lucía Berlín tuvo una vida agitada y trashumante. Inteligente, divertida, alcohólica, se casó tres veces y ejerció los oficios más variopintos para sacar adelante a sus cuatro hijos ella sola. Al principio me costó cogerle el “swing” a esa forma diferente de narrar tan personal, ácida, tierna y honesta al mismo tiempo, a partir de personajes y situaciones muy cotidianas que te deslumbran cuando aplica su mirada  y su prosa a los pequeños detalles, tan importantes. Carteles que muestran más de lo que dicen. Sonidos e imágenes del pasado. El alcohol siempre presente… Relato a relato te lleva por episodios que van formando un universo de su vida, de su gente, sus lugares y sus relaciones, sin concesiones a la compasión ni a la melancolía, tan auténtico como ella misma. A mí me ha encantado Panteón de Dolores, Hasta la Vista y Triste idiota, entre otros.

captura-de-pantalla-2016-09-14-a-las-19-31-03El silencio de la ciudad blanca, Eva García Sáenz de Urturi

Esta novela sigue la estela iniciada por Dolores Redondo y su trilogía del Baztán, una novela policíaca que juega con las tradiciones y mitología vasconavarra, que me encantó. La cosa es que empecé a leer “El silencio de la ciudad blanca” con un poco de suspicacia y pereza por los paralelismos con la del Baztán: ambientada en una ciudad vasca y su entorno rural cercano, unos crímenes en serie con reminiscencias de las tradiciones e historia del lugar, una relación de amor, una trama en dos tiempos y, por si le faltara algo, también será trilogía. (Y le estoy cogiendo manía a esta moda de las trilogías).
Sin embargo, debo reconocer que poco a poco me fui metiendo en la historia que la escritora cuenta con mucho dominio del ritmo, el suspense, los personajes y la estructura narrativa, y al final, me gustó. Resulta una buena novela policíaca, bien contada, que te atrapa hasta el final.

Y vosotras  ¿qué lecturas de verano me recomendáis?

¡Apúntate a mi newsletter!

 

Te contaré una vez al mes historias de amor a los libros, a la cultura, a la vida. 

¡No te pierdas nada! 

¡Te has suscrito bien! Confirma tu suscripción en el correo que te acaba de llegar. 

Comenta, comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.