Cuando el amor se acaba… ¿te equivocarías otra vez?


Rewind

“Ojalá mañana pudiera volver a verte con los ojos de entonces. Así, en unos meses, lograríamos superar esta indiferencia y comenzar de nuevo con las peleas. En un par de años apenas discutiríamos. Volverías a reírte. Y yo a desearte. Cada vez más, hasta que dejásemos de vivir juntos para ser de nuevo novios. Haríamos el amor por primera vez. Pasearíamos bajo la lluvia de Compostela y un domingo cualquiera quedaríamos para tomar un café.

Finalmente, un martes de diciembre, tropezaría contigo en la biblioteca de Derecho. Tú llevarías el mismo jersey azul de lana. Y yo, no lo dudes, volvería a pedirte tu número de teléfono”.

Arantxa Portabales (*)

Rewind es uno de los relatos breves incluidos en el libro A Celeste la compré en un rastrillo, de Arantxa Portabales. Podría haber elegido otros —me gustaron muchos—,   pero marqué este por la ternura que desprende, la nostalgia del enamoramiento y ese broche final cuando el amor se acaba: Y yo, no lo dudes, volvería a pedir tu número de teléfono.

Alguna vez he hablado con amigas sobre cómo conocimos a nuestras parejas, qué hubiera pasado si hubiéramos sabido lo que sabemos ahora sobre nosotras mismas, sobre ellos. Siempre hay cosas que habríamos hecho diferente, eso seguro. Pero en lo principal, en la elección de aquella persona con la decidimos compartir un proyecto de vida,  ¿nos arrepentimos? ¿Volveríamos a elegir igual? ¿Nos fijaríamos en las mismas cosas? Lo que nos enamoró de él/ella en aquel momento –su carácter, su personalidad, sus virtudes y defectos—, ¿siguen estando ahí o ha cambiado (hemos cambiado) tanto que ni le reconoces o ni te reconoces en aquella persona que se fijó en él?

Hace un tiempo, una amiga me dijo que se separaba porque aunque le tenía cariño a su entonces pareja, sus valores y visión de la vida habían cambiado. Ella ya no era la misma, y lo que antes le parecía importante en el que era su marido, dejó de serlo. Dentro de la pareja y en los años que compartieron, habían evolucionado de manera diferente y divergente. No sintonizaban en absoluto.

¿Te “equivocarías” otra vez?

No siempre es tan fácil retroceder en una historia de amor, echar la vista atrás y hacer balance cuando se acaba el amor. Todo pesa, lo bueno, lo malo y lo invisible: eso que somos y lo que nos guardamos, las expectativas, aspiraciones, deseos, frustraciones. Incluso el tiempo influye al hacer esa revisión. El amor es muy sensible a los ánimos y los momentos. La relación de pareja es un encaje tan sutil, tan delicado, que parece un milagro o un completo enigma, si nos paramos a pensarlo.

Por lo que sé de mí y de distintas personas, incluso algunas que se han separado al cabo de los años o cuyo matrimonio no va todo lo bien que les gustaría, la mayoría no se arrepiente de haber apostado por esa persona. Se equivocarían otra vez, como dice la canción de Fito y fitipaldis. Si pudiéramos rebobinar, volver al pasado con la experiencia de lo vivido, tal vez cambiaríamos cosas. No lo sé. Yo, personalmente, creo que no. Que nuestras equivocaciones son fruto de lo que somos y lo que somos ahora es el fruto de las equivocaciones y de los aciertos. Y conociéndome, yo también sería una de las que “acertaría otra vez”.

(*) Arantxa Portabales (San Sebastián, 1973), comenzó escribiendo microficción en sus ratos libres. A Celeste la compré en un rastrillo fue su primer libro de relatos.Me lo recomendó mi amigo de tertulias que pensó que me gustaría esa forma de narrar situaciones extraídas de la realidad cotidiana con un twist inesperado, a caballo entre el dolor y el humor ácido. Y tenía razón.

¡Apúntate a mi newsletter!

 

Te contaré una vez al mes historias de amor a los libros,
a la cultura, a la vida. 

¡No te pierdas nada! 

¡Te has suscrito bien! Confirma tu suscripción en el correo que te acaba de llegar. 

6 comentarios en “Cuando el amor se acaba… ¿te equivocarías otra vez?”

  1. Hola, María
    Aun a riesgo de repetirme, de no ser nada original, de decirte siempre lo mismo y no aportar nada: ¡cuánto me gustan estas entradas que haces!
    Creo que, en algún momento de nuestra vida, todos nos planteamos esa pregunta. Aun cuando sabemos que fue un error ¿volveríamos a cometerlo? ¿volveríamos a elegir a esa persona? Yo también me quedaría con mis parejas “errores” y “aciertos”. La vida es un aprendizaje, de todos he aprendido algo.
    Me apunto tener una conversación sobre el libro de Portabales cuando nos veamos 😉
    Un beso.

  2. Gracias Lidia! La verdad es que son entradas que sufro y disfruto al mismo tiempo porque suelo entrar en debate interno conmigo misma mientras las escribo. Y tengo que hacer un ejercicio de centrar el foco, porque tiendo a dispersarme. 🙂
    Apuntada esa conversación. Ya sabes que me encanta comentar lecturas.

  3. En mi caso volvería a coger a la misma persona una y otra vez; sólo puedo expresar agradecimiento por habérmelo encontrado y que nos hubiéramos elegido mutuamente.Yo,personalmente ,pienso que el amor no se acaba ,o ha sido una mala elección o has dejado de trabajarlo….(generalizo por supuesto);cada día piensas en esa persona y qué la hace feliz; pueden venir malas rachas o distanciamientos pero tú siempre fiel,el amor amor es para siempre ,se puede debilitar pero no desaparece,es algo que nos transciende.

    • Hola María del Mar! Tienes razón: el amor no se acaba por sí mismo, lo hacemos terminar en la pareja, de una u otra forma, por unas u otras razones. Pero si un día hubo amor y nos hizo felices, supongo que no hay motivos para arrepentirse. Siempre hay algo que mereció la pena. Supongo! Gracias por pasarte y comentar, María del Mar. 🙂

  4. Gracias por bucear en el universo Celeste. Lo cierto es que la nostalgia es una verdadera cabrona. No hagamos más Rewinds. No hagamos pausas ni Rec. Concentrémonos en darle al play y vivir intensamente. Gracias de nuevo desde la Tierra Meiga, es hermoso saber que Celeste sigue siendo leída 💋💋

    • La nostalgia es cabrona, pero endulza ratitos sueltos. Sin abusar, que no soy muy de nostalgias tampoco. Me interesa demasiado el presente. Y sí, he disfrutado a Celeste en bocaditos, y me ha encantado. ¡Muchas gracias por pasarte a comentar!

Comenta, comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.